Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Últimos temas
» Independientes
Jue Mar 08, 2012 1:45 am por Admin

» Breves notas sobre el Inconnu
Jue Mar 08, 2012 1:36 am por Admin

» El Inconnu
Jue Mar 08, 2012 1:33 am por Admin

» Tal´mahe´Ra
Jue Mar 08, 2012 1:04 am por Admin

» La Mano Negra
Jue Mar 08, 2012 12:41 am por Admin

» La ley en el Sabbat
Jue Mar 08, 2012 12:04 am por Admin

» El Sabbat
Miér Mar 07, 2012 11:47 pm por Admin

» Conclaves
Miér Mar 07, 2012 11:33 pm por Admin

» El Eliseo
Miér Mar 07, 2012 11:31 pm por Admin

Noviembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

Compañeros

Crear foro




La Lextalionis

Ir abajo

La Lextalionis

Mensaje  Admin el Miér Mar 07, 2012 11:29 pm

La Lextalionis

La antigua ley de “ojo por ojo, diente por diente” es tan cierta para los Vástagos como para el ganado. El precepto es sencillo: los que violan las leyes son ejecutados. Un vampiro que infrinja las Tradiciones y provoque la ira de los antiguos será perseguido y destruido. Se espera de todos los que oigan la llamada que participen en el castigo. El nombre más común para esto es la caza de sangre.

Sólo el vampiro más viejo de una ciudad puede convocar la caza. “Más viejo” suele entenderse la mayoría de las veces como el príncipe. Los demás antiguos o incluso los ancillae pueden convocar una cacería, pero no tendrán muchos seguidores: me-terse en el terreno del príncipe no es prudente. Solo un príncipe estúpido convocaría una caza por razones personales; incluso el Vástago más bajo sabe cuál es el objetivo de la caza, y un príncipe que la use sin justificación perderá el respeto de sus súbditos.

Ayudar o cobijar a la presa es una forma segura de sufrir también la persecución. Se recomienda al menos una participación nominal para sobrevivir, aunque el Vástago no esté de acuerdo con la caza o con las acusaciones. Un príncipe poderoso puede ordenar a todos los vampiros de la ciudad que participen en la cacería para no ser declarados cómplices. Este decreto se reserva para los crímenes más serios.

La caza de sangre no es como la caza del zorro inglesa, que es la imagen que acude a la mente de muchos vampiros jóvenes. Los cazadores se dispersan por la ciudad como una red para rastrear a su presa, avisando cuando está a la vista. Como en todos los asuntos de los vampiros se observa la Mascarada, y los mortales raramente se dan cuenta de que ocurre algo a su alrededor, salvo quizá por algún extraño incidente que olvidarán o leerán en el periódico por la mañana. La influencia en el mundo mortal entra en juego muchas veces: la presa puede descubrir que todas las líneas aéreas tienen sus vuelos al completo, que hay una orden de busca y captura contra ella, que cazadores de brujas al servicio de la Iglesia están tras su pista, que sus cuentas bancarias han sido bloqueadas, etc. Peor aún, cada vez más príncipes recurren a rastreadores Assamitas ajenos al dominio, usándolos como sabuesos vampíricos.

La caza de sangre no se declara a la ligera, aunque ha habido más en la última década que en siglos enteros. La Camarilla se reserva el derecho a examinar el juicio del príncipe en un cónclave, evaluando las pruebas a favor y en contra del acusado. La amenaza de un cónclave ha sido determinante para impedir la declaración de alguna caza de sangre. Por desgracia, aunque el acusado sea encontrado inocente los hechos suelen estar consumados, y la costumbre dicta que cuando se declara una caza de sangre no puede ser detenida.
Una presa puede intentar huir de la ciudad y buscar un nuevo refugio, una opción ofrecida ocasionalmente por los príncipes que se ven forzados a exiliar a alguien en nombre de la estabilidad o cuando la ofensa no merece la muerte. No obstante, por tradición la caza se mantiene en vigor en esa ciudad, no importa quién la gobierne en el futuro. La presa no debe volver a menos que quiera cortejar a la Muerte Definitiva.

Por lo general, las cazas de sangre son asuntos locales. En el caso de crímenes verdaderamente horrendos se comunica a otras ciudades, pidiendo que la caza se extienda también a ellas. Los Vástagos que hayan cometido algún crimen que afecte a la Camarilla en general (como una espectacular violación de la Mascarada en la televisión nacional) son un ejemplo.

Admin
Admin

Mensajes : 89
Puntos : 266
Fecha de inscripción : 05/01/2012

Ver perfil de usuario http://world-of-darkness.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.